Cuadrilla 31

 

Volver al menú | Otras cacerías |

La cuadrilla 31 mató seis jabalíes en Onquemada

El pasado sábado a la cuadrilla 31 le correspondió cazar en el lote de Onquemada que comprende terrenos de Bores, Enterrías, Vejo…., hasta la cumbre del puerto de San Glorio. Cuando los cazadores iban llegando a La Vega para presentar las acreditaciones, el tema de conversación era el mismo: el intenso frío que hacía. Para corroborarlo a medida que iba clareando el día, se podía apreciar los contornos del pueblo completamente blancos a consecuencia de la gran helada que había caído. Menos mal que los cafés en el mesón San Glorio sí que estaban calientes.

Vamos a cerrar por Villaverde y Ledantes a los Portillos de la Muela hasta el pueblo de Vejo. Me dijeron que había jabalís, así que a ver si aprovechamos bien el día.....”, les iba diciendo Juan Carlos, el jefe de la cuadrilla.

En cuanto se colocaron los puestos, no tardaron en oírse los primeros disparos. Fue in invitado, Eloy, de Campollo, el encargado de hacerlo. “Le di……, le ví caer pero se volvió a levantar y siguió, pero no le vi salir por la panda de enfrente. Voy a acercarme a mirar”. No tardo en avisar de nuevo Eloy: “aquí le tengo a  mis pies, acaban de llegar los perros del mi chaval (Jose) ahora mismo…..”.

Jesus Carlos, de Viñón, entró por Villaverde y enseguida levantaron sus perros.  Fue el mismo montero el que le hizo un par de disparos, pero sin mucha suerte ya que el jabalí pudo seguir su camino hasta que llegó al lugar donde estaba apostado Bauti que le vio venir y solo necesitó un par de tiros para que los perros de Jesus Carlos pudieran morder a rabiar.

Por debajo del pueblo de Vejo entraron los monteros Saúl, el de Cabezón, y Fidelín, el de Colombres, y al ver que los perros habían cogido una demanda, les soltaron y le emprendieron monte arriba tras el jabalí. Por encima del pueblo, por la Valleja del Osu, habían entrado Roberto y su hermano David. “Acabo de ver un jabalí que os va a vosotros”, les advierte su padre Adolfo. Roberto se colocó en un portillo observando a los perros para tenerlo todo en orden. Los ladridos de los perros de Saúl cada vez se le acercaban más. “Me va a venir a mi…..,”, pensó Roberto. En un segundo ya tenía el rifle en posición hasta que vio aparecer al marrano. Un par de disparos fueron suficientes para dejarle a merced de la “Chavela”, la perra de Saúl. No era muy grande el marrano, pesaría unos 30 kilos.

Muy cerca de los portillos de la Muela estaba de puesto Miguel Angel, de Cahecho, que estaba también de invitado. Estaba muy atento porque los perros de Eloy le traían en bandeja un jabalí. Miguel Angel, solo tuvo que echarse la culata al hombro, apuntar y soltar un disparo. Así de sencillo y así de fácil. Bueno eso es lo que parece, pero el cazador tuvo que poner todo su empeño y todo su pulso para ver al jabalí tumbado para no volver a levantarse.

Era ya casi mediodía y se había andado todo el terreno que habían cogido. Había que cambiar, así que: “Ir cogiendo perros y vamos todos a Sierra Vejo”. Una vez reunidos cazadores y montero se reparten de nuevo los puestos, cubriendo la zona de la carretera de Vejo al Saleru, Osango y los portillos de la Muela.

Por Osango entraron Fidelín y Saúl, e igual que por la mañana, fueron sus perros los encargados de coger una demanda debajo de la carretera. “Es muy grande…….”, avisan. Fueron varios los disparos que sonaron, pero sin mucho acierto. Y con tal mala suerte que el jabalí se enfrentó a los perros, pagando las consecuencias la “Chavela” que recibió unos buenos navajazos del jabalí, temiéndose en principio por su vida, cosa que luego no llegó a tanto.

No se veía mucho jabalí, pero Tasín, de Esanos, fue el encargado de avisar a Aramburu. “¿No ves un jabalí que te va por la panda de enfrente?. José Antonio Aramburu le vio pero no le tiró, el marrano estaba aún muy lejos y le dejó que se acercara a los puestos, pero el jabalí cambió de rumbo y se metió monte abajo. No fue muy lejos porque en Puenteó estaba Victoriano, de Aniezo, que también iba de invitado, y le soltó un par de disparos para pararle definitivamente. Era un buen jabalí, de unos 80 kilos y una espléndida boca.

Los monteros seguían trabajando y parecía que la montería  iba  a finalizar así, cuando, debajo del Saleru los perros de Rufino sacaron de su encame un jabalí que vino derecho donde estaba el montero que necesitó dos disparos para que sus perros pudieran saciar las ganas de morder. Era ya el sexto de la jornada.

Así se dio por finalizada la cacería, que, aunque no salieron muchos jabalís, por lo menos fueron muy pocos los que lograron escapar al plomo de los cazadores. Se tiraron pocos tiros, pero bien aprovechados.   

(Información de Roberto Bulnes)

  
CUADRILLA 31
Monte
Fecha
Jabalíes
Cazadores
Cuesta Bernizo
23-10-2016
1
José María
Barcenilla
29-10-2016
3
Felipe Martínez, Marcos y Marco
Bicobres Norte
19-11-2016
7
Elías, Marco, Jesús Carlos, Jose (Pembes), Oscar, Bauti y Diego
Vallejas
26-11-2016
8
Roberto (3), Héctor (2), Canal, Carlos y Marco
Arabedes
03-12-2016
12
Diego (4), Adrián (3), Pedraja (2), Juan Carlos, Tasín y Jose (Campollo)
Margaperas
24-12-2016
1
Oscar
Barcenilla
14-01-2017
3
Jose (Campollo), Héctor y David
Onquemada
22-01-2017
6
Eloy (invitado), Bauti, Roberto, Miguel Angel (invitado), Victoriano (invitado) y Rufino
Mataseñas
29-01-2017
1
Fonso
Raíz Acebal
05-02-2017
 

©Página creada por José Angel Cantero Cuevas