Volver al menú | Otras cacerías

La cuadrilla 103 bajó con cuatro jabalís de Cordancas

La cuadrilla 103 cazó el pasado sábado en el lote de Poda-Cordancas, que en principio no es de los mejores, pero siempre sale algún jabalí a la palestra. A las 8 de la mañana ya estaban todos los componentes de la cuadrilla en Lebeña para recibir las recomendaciones oportunas del jefe de la cuadrilla (José Angel Cuevas) a la vez que se presentaban las acreditaciones ante la guardería. La mañana estaba fresca y llovía un poco, pero a medida que fue avanzando el día, el sol brilló con fuerza. Un buen día para cazar, sin duda.

En la parte alta del lote no podemos cazar, hay bastante nieve, así que echaremos la cacería por aquí abajo. Estuvimos el jueves mirando el monte y la verdad que no se ve muy andau, pero algunu hay. Vamos a cubrir desde la zona del ríu, el caminu vieju, aquí por Lebeña, Cantu de las Huertas hasta el collau de Arceón. Ya podéis estar atentos los que vais al ríu, yo creo que siempre que cazamos aquí, siempre se escapó algún jabalí por esa parte. Los monteros van a entrar unos por aquí, por Lebeña, y otros por Cicera. Así que los puestos altos tenéis que estar también muy atentos que os pueden entrar jabalís por todas partes, por acá, o por la zona de Cicera. A ver cómo nos resulta…..”, les comentaba José Angel.

El lote, como ya advertí, no es de los mejores, ni de los más valorados por la cuadrilla, ya que se da la circunstancia que pocas veces se le dio bien. Es un lote con grandes desniveles y por la  parte de Cordancas con un bosque muy cerrado, idóneo para albergar a los jabalís que, amparados en la maleza, ofrecen una gran dificultad a la hora de abandonar sus encames, sabedores quizá, que si salen…. ya saben lo que les espera.

En cuanto los cazadores se asentaron en sus puntos, entraron los  monteros en acción. Y no tardaron los sabuesos en sacar de su encame, al hondón de Cordancas, un jabalí. “Arriba os va….., le llevan los perros a toa leche”, avisan por la emisora. No tardaron en oírse los primeros disparos, a la vez que se oye por la emisora: “Ya están aquí los perros mordiendo…...”. Quien así se expresaba era Sebrango que no había tenido mucha complicación a la hora de disparar ya que el jabalí le vino “a huevu”.
Parecía que los jabalís se habían escondido al oir los disparos, pues en un buen rato no salió ninguno a estirar las piernas. Cerca ya del mediodía de nuevo se anima la jornada cuando anuncian que un jabalí iba en dirección al collau de Arceón: “Atentos arriba, que es muy buenu…..”. Los puestos de Arceón suelen tener buenos tiros y allí estaba hoy, entre otros, Benjamín que apagó la emisora y se colocó el rifle en posición de alerta. No tardó en ver al jabalí. Lo primero que hizo fue meterle en la mira del rifle y esperó a que se acercara. “Viene derechu….,” pensaba Benjamín, hasta que llegó el momento de apretar el gatillo. Dos disparos fueron suficientes para dejarle tumbado. Era un buen ejemplar con una buena boca.

En la Valleja Jayornal estaba hoy de puesto José Antonio Llorente. Aunque lucía el sol, allá arriba una gélida brisa parecía que cortaba la cara. Pero lo que no cortaba eran los dedos de Llorente que de un certero disparo vio rodar a un jabalí que intentaba cruzar hacia la Fuente de San Pedro. También era de buen porte.

Encima de Lebeña, concretamente en Tundes, estaba Primo detrás de sus perros que se volvieron locos cuando sacaron de un hormazo a un jabalí. El jabalí emprendió una veloz carrera que le llevó hasta por encima del pantano, casi hasta la Ventosa. Allí el marrano se paró, oteó el horizonte, respiró fuerte, venteó y como no vio el peligro inminente decidió darse un baño. No tenía frío y como los perros le seguían a suficiente distancia, se podía permitir ese lujo. El marrano se dio la vuelta y regresó de nuevo por el encinal hasta los invernales de Lebeña, donde el mismo Primo se encargó de pararle los pies. Dos disparos fueron suficientes para dejar al jabalí tendido delante suyo a merced de los perros.

Hubo un quinto, que venía algo herido. Le habían disparado varios, pero la velocidad que traía fue un hándicap para pararle los pies. Al final se adentró en las peñas del desfiladero y ya no se pudo cobrar, quedándose en el lote pasando frío pero con la seguridad que este año podrá comer el turrón.

(Información de Abelín)

  
CUADRILLA 103
Monte
Fecha
Jabalís
Cazadores
14-10-2017
1
Llorente
04-11-2017
2
Manuel y Sergio
18-11-2017
9
Rubén (2), Manuel, Bada, Marcos, Aquilino, Serafín, Adrián y Felipe
Poda-Cordancas
17-12-2017
4
Sebrango, Benjamín, Llorente y Primo
23-12-2017
4
Jesus Caviedes, Felipe, Francisco y Santi
Cotera Oria
07-01-2018
-
Perdida definitivamente por la nieve
Bicobres Norte
21-01-2018
   
Cuesta Bernizo
03-02-2018
 
Volver al menú

Arriba

©Página creada por José Angel Cantero Cuevas