Volver al menú | Otras cacerías |

La cuadrilla 103 mató ocho jabalís en la Hoyona

Tercera cacería de la temporada para la cuadrilla 103. Hoy hay que ir a cazar al lote de la Hoyona que está en terrenos de Pesaguero, concretamente por los montes de Avellanedo y Cueva hasta el Puerto de Piedraslenguas.

A las ocho de la mañana de un bonito día se fueron reuniendo los cazadores en la Viñona para efectuar los protocolos reglamentarios, como la presentación de licencias y también para realizar el sorteo de los puestos.

José Angel Cuevas, el jefe de la cuadrilla, les fue facilitando los detalles de la cacería: “Vamos a cubrir desde Avellanedo y todo el límite del lote de Margaperas hasta el pantano de Cueva. Ya sé que no es un lote de muchos jabalís, pero el otro día estuvimos mirándole y creo que no vamos a bajar de vacío”.  

Eran ya más de  las 10 de la mañana cuando el jefe de la cuadrilla mandó entrar a los monteros. Y no tardaron éstos en tener trabajo, repartido con los perros que enseguida localizaron un encame. “Son todos pequeños, acaban de pasar al lau míu cuatro y más allá vi otros tantos. A ver si puedo sacar de aquí los perros que están enredados con ellos”, avisaba Raúl Mena.

Más abajo empezaron a oírse los primeros disparos. Su autor fue Sindulfo, un invitado de La Vega, que necesitó dos disparos para ver rodar por el hayedo a un hermoso jabalí.

Otro que hoy quiso quedar bien ante la parentela fue “Palomo”, el perro de Chanchel, que él solito levantó de su encame a un marrano y se le presentó a su jefe para que le rematara y Chanchel no tuvo más remedio que apretar el gatillo para que Palomo mordiera con ganas.

Los disparos seguían sonando y todos muy cerca del pueblo de Avellanedo. Ante tanto disparo algo debía de suceder, y pronto un invitado de Pesaguero, Agustín, tomó la emisora para anunciar a la cuadrilla que tenía a sus pies el siguiente. “Es pequeñu….

El que también hoy tuvo su día de gloria fue Chico, que cuando coge el rifle le sabe manejar bien. Hoy tuvo la ocasión de lucirse con un solo disparo para parar un jabalí que ya se iba a adentrar en el lote de Margaperas, pero Chico no se lo permitió y eso que no estaba muy cerca.

Francisco, el de Cosgaya, también se quiso sumar a la fiesta y tumbó al siguiente, no sin haber disparado en un par de ocasiones.

Sonaban los disparos y nadie comentaba nada. Fue el jefe de la cuadrilla el que pidió explicaciones y pronto se oye por la emisora “Acabo de matar otro, aquí tengo a los perros mordiendo”, el que así se explicaba era el montero Sergio.

La mañana prometía, ya que a continuación fue Felipe el que anunciaba el siguiente trofeo. Felipe es de los que fallan pocas veces y hoy no quiso ser menos.

Ya era mediodía y más o menos se había recorrido toda la parte del lote, así que el jefe de la cuadrilla mandó cambiar algunos puestos para echar la zona que está por debajo de Piedraslenguas hasta el pantano de Cueva.

Pronto empiezan los perros de David a cantar y de qué manera…., hasta que por fin se detuvieron. “Está metíu en un escobal cerrau de bardas y no sale, tengo aquí a seis perros y no pueden entrar”, avisaba Fonso el de Lebeña, que hoy estaba de invitado. “¿No pueden o es que tienen miedu”….., replicaba Aquilino. “Ni miedu, ni ná, debe de ser un bichu muy grande, acaban de salir de allá un par de perros que ya cobraron”.

Pasaban los minutos y entre la jauría de los perros y las voces de los monteros, por fin el jabalí se animó a salir de allí. Parecía una mole, era tan grande que los perros reculaban cuando les miraba. El que no reculó fue otro invitado, Roberto el de Los Cos, que metió al marrano en la mira del rifle, soltó un disparo y lo que parecía una mole tardó en caer, pero al final acabó derrumbándose. Pasaba de los cien kilos.

Al poco rato, de nuevo entra en acción la emisora “¡¡Dos osos…., estoy viendo dos osos que suben para Piedraslenguas…¡¡”, el que así se explicaba era Víctor el de Pesaguero. “Sí, yo también los estoy viendo, unu grande y otru más chicu….”, replicaba Chanchel. “Cuidado los que estáis arriba, no disparéis, son dos osos….”, avisaba el Guarda de la cacería. Los nervios y el desconcierto afloraba entre los cazadores, por fin avisan…. “Ya pasaron la carretera y la emprendieron en dirección a Peña Labra, iban tranquilos…., no corrían”.

Con ésta incidencia y como ya eran las cuatro de la tarde, el Jefe de la cuadrilla les invitó a recoger los perros y bajarse todos hasta la Viñona donde les estaban esperando para degustar una rica merienda, a la vez que cada uno contaba las “batallitas” del día.

Informó: Abelín

  
CUADRILLA 103
Monte
Fecha
Jabalís
Cazadores
Margaperas
29-09-2018
0
Bicobres Norte
14-10-2018
4
Francisco de la Vega, Luis (invitado), Urbano (invitado) y Serafín
La Hoyona
21-10-2018
8
Sindulfo (invitado), Chanchel, Agustín (invitado), Chico, Francisco (Cosgaya), Sergio, Felipe y Roberto (invitado)
Margaperas
03-11-2018
2
Jorge Cuevas y Ángel Cuevas
Arretuerto
18-11-2018
Bicobres Norte
24-11-2018
Pámanes
02-12-2018
Bicobres Norte
26-01-2019
Poda
02-02-2019
Volver al menú

Arriba

©Página creada por José Angel Cantero Cuevas