Prehistórica y única fuente de Pumareña
23/10/2017

Portada | Galería de fotos | Ayuntamiento

(Pincha en las imágenes para agrandarlas)

Me comentaba hace pocos días un vecino de Pumareña que teníamos en el pueblo una fuente tercermundista. “No, hombre, no, del tercer mundo no”, le respondí. “En el tercer mundo es imposible que exista una fuente en las condiciones que está la de Pumareña. Llevamos ya casi 18 años del siglo XXI, pero ésta fuente nos indica que corresponde a la prehistoria”.

Hace ya más de nueve años (9 de Setiembre de 2008) que, el que esto escribe, presentó en el Registro de Entrada del Ayuntamiento de Cillorigo un escrito firmado por la mayoría de vecinos y contribuyentes de Pumareña requiriendo, entre otras diversas y necesarias obras, la construcción de una nueva fuente, o el arreglo de la ya existente. El resultado está a la vista: ni fuente, ni agua.

¿Culpables?. No voy a ser yo quien señale a los responsables, pero alguno tiene que haber. Quizá el Ayuntamiento, quizá la Junta Vecinal de Bedoya, quizá los dos juntos, pero lo que sí es evidente es que Pumareña está sin fuente pública, como se puede contemplar en las fotografías tomadas días pasados.

La dejadez, la deficiencia en la gestión, la desidia, el desinterés, el abandono, la inoperancia y me atrevería a decir que la falta de responsabilidad son expresiones que bien se pueden asignar a quienes gestionan los recursos comunales, porque la situación de abandono dura ya demasiado tiempo. Y digo comunales porque son de todos.

¡Ay…... si esto ocurriera en Ojedo o en Tama…...!!!, por poner un ejemplo. Bueno, eso sería ilusorio, pero a la hora de pagar los impuestos…., igual pagan los contribuyentes de los citados pueblos que los de Pumareña. Y si pagamos igual…., también tenemos derecho a exigir que nos gestionen lo que ellos ya disfrutan.

Os remito a unos apuntes que se reflejaron en esta misma página web en el año 2009:

Visita del señor Alcalde de Cillorigo a Pumareña en el mes de Julio de 2009 para cambiar unas impresiones con los vecinos y presentar un esbozo de las obras que el Ayuntamiento tiene pensado realizar en el pueblo. Nos comentó el señor Alcalde que una vez terminado el aparcamiento que en aquellos momentos se estaba construyendo, emprendería la obra de saneamiento de la fuente, con un sellado del depósito y posterior arreglo de los “cocinos” con la colocación de un grifo de forma que se pueda recoger, o beber, el agua en las debidas condiciones. Y terminábamos aquella visita con las siguientes palabras: “……, ahora llega otra duda, ¿se cumplirán tanto las previsiones como los plazos de ejecución?. Un dilema, el tiempo lo dirá…...”.

Y el tiempo lo dijo, vaya si lo dijo......!!!. Ya llovió desde entonces…., pero a Pumareña el agua no llegó.