Gaspar de Celis y de la Canal (1.615- 1.686)

“A quince dias del mes de Agosto de este año de mill y seiscientos y quince, yo Juan de Ladredo Junco, cura de San Pedro de Bedoia, baptize a Gaspar de Zelis, hijo de Juan Gutierrez de Zelis y de Doña Catalina de la Canal , su mujer. Fueron sus padrinos Toribio Gonzalez de la Canal , vezino de Leveña y Maria Gonzalez de Prada, mujer de Bartolomé Sanchez, mis feligreses. No firmó el padrino por no saber firmar. Como testigo Francisco de la Torre , asistente en este valle por maestro de niños. Y en verdad lo firme yo, el dicho cura, dia, mes y año arriba dicho.” Juan de Ladredo Junco. Francisco de la Torre.

Así reza la fe de bautismo de Gaspar de Celis, que nació en el pueblo de Pumareña en el año 1.615 como queda reflejado más arriba.

Sus padres

Su padre, Juan Gutiérrez de Celis, hidalgo, era poseedor de innumerables y considerables extensiones de tierra que explotaba en su mayoría con mano de obra asalariada. Estaba afincado en Pumareña, en la casa blasonada que en la actualidad pertenece a los herederos de Cástor Gutiérrez. Su madre, Catalina de la Canal, había nacido en Lebeña y una vez casada, pasó a vivir junto a su marido en Pumareña donde criaron varios hijos, siendo Gaspar el hijo mayor.

A principios del siglo XVII ya había maestro de primeras letras en Bedoya, así que Gaspar tuvo la oportunidad de recibir una educación y la correspondiente enseñanza en la escuela que había en Esanos.

Juan Gutiérrez de Celis, su padre, como queda reflejado, era poseedor de una hacienda notable, tanto en el valle de Bedoya, como en las poblaciones de Potes y Mieses. A la vez era frecuente que tuviera que salir fuera de Liébana para atender sus negocios. En uno de esos viajes, en el año 1.640, tuvo que desplazarse a Castilla, pero la fatalidad quiso que nunca más regresase a Bedoya, ya que falleció en el transcurso del viaje, desconociéndose la causa.

Con 25 años Gaspar tuvo que ayudar a su madre, a la vez que se vio obligado a coger las riendas de los negocios y de la hacienda que tenía su padre. Pero ya estaba en edad casadera y contrajo matrimonio con Dª Francisca de Linares, natural de Tama, con la que convivió poco tiempo ya que Francisca falleció meses después de la boda sin dejar testamento ni descendencia. Se enterró en la capilla que Gaspar tenía en la Iglesia de Salarzón.

Una vez viudo, Gaspar se casa por segunda vez con Dª Angela de Salceda con la que tuvo seis hijos: Lorenzo, Juan, Antonio, Gaspar, María y Antonio. (El primer Antonio falleció de niño y por eso le pusieron con el mismo nombre al último de sus hijos). Pero el infortunio quiso que Angela falleciera también relativamente joven ya que murió el 10 de Abril de 1.656.

Dos años después de haberse enviudado por segunda vez, en el año 1.658, Gaspar tuvo un hijo natural, llamado Lucas de Celis. La madre fue Dª Francisca Gómez de Bedoya, que había nacido en el año 1.617 en Esanos. “Para en descargo de mi conciencia, declaro que el dicho Lucas de Celis es tal mi hijo natural y de Francisca Gómez de Bedoya, la cual, cuando tuvimos la cópula, de que resultó haberse engendrado dicho Lucas de Celis, era moza doncella”, dejó escrito Gaspar en su testamento. Francisca recibió promesa de Gaspar de que se casaría con ella, pero luego se arrepintió y no lo llevó a efecto. Entonces Francisca decidió presentar una denuncia ante el señor Obispo de Palencia, dando éste la razón a Gaspar en perjuicio de Francisca, “que era pobre y él poderoso”. Francisca, por miedo a que la matasen sus propios hermanos por la afrenta de tener un hijo de soltera, se vio obligada a huir del valle de Bedoya y se fue a la población de Luey donde se casó en el año 1.672 con don Lorenzo Sánchez de la Serna, que era viudo.

A este hijo, Lucas, se encargó su padre Gaspar de darle educación, mandándole a la escuela como a los demás hijos que había tenido en el matrimonio y a la edad de doce años le manda a Madrid a estudiar la carrera militar. Lucas estuvo destinado, entre otros sitios, en Milán y en Flandes, al servicio de su majestad el Rey, llegando a ser Capitán de Infantería y obtuvo la distinguida condecoración de Caballero de la Orden de Santiago. (ver biografía)

Gaspar era una persona que no podía estar solo, necesitaba alguien a su lado y estando viudo no era lo más aconsejable, así que en el año 1.661 se casó por tercera vez con Dª Francisca Enríquez de la Torre. Eran parientes en cuarto grado y tuvo que pagar dispensa para poder casarse. Francisca era de Frama y cuando casó con Gaspar también era viuda. Vivieron en Pumareña y no tuvieron descendencia ya que dos años más tarde, el 8 de Septiembre de 1.663, falleció Francisca Enriquez de la Torre para desconsuelo de Gaspar. Está enterrada en San Pedro de Bedoya y “se hizo el cumplimiento de su ánima según estilo de la parroquia para personas de su calidad”.

Con 50 años a sus espaldas, Gaspar se casa de nuevo, siendo su cuarta y ya última mujer Dª Francisca de Lamadrid, que había nacido en Lebeña en el año 1.632. También tuvo que pagar dispensa por ser familia, por un importe de 40 reales de a ocho. De éste matrimonio nacieron tres hijos: Alejandro, Antonia y Jacinta.

Fundó dos vínculos y mayorazgos

Gaspar, como queda dicho, vivió toda su vida en Pumareña y para ubicarle mejor, diré que disponía de varias casas. Una fue la que está en el medio del pueblo blasonada con los escudos de Celis y Salceda, y la otra la que está a la entrada del pueblo de Pumareña y que él llama de “Lijante”.

El primer Vínculo y Mayorazgo fue para su hijo Lorenzo, que era hijo de su segunda mujer, Dª Angela de Salceda. Dicho Vínculo abarcaba, entre otros bienes: “Las casas de mi morada con sus altos y bajos, eras, corrales, casas de servicio, bodegas y huertas que con ella lindan que están sitas en este lugar de Pumareña. En estas casas reedifiqué gran numero de ellas y puse postes y vigas, hice sobresalas, tablados y cuarto bajo, hice paredes y una esquina de la casa que costaría 500 reales”. "En compañía de Dª Francisca, que hoy vive, hice también un lagar de mordaza. Cerqué de pared el prado y tierra de Solaviña. Y que también me suceda mi hijo D. Lorenzo en la Capilla que yo tengo en la Iglesia de San Juan de Salarzón, con la condición que cumpla con mi ánima".

Dicha Capilla nos la describen el 21 de Agosto de 1.690 los emisarios reales que vinieron al valle de Bedoya para constatar la hidalguía de D. Lucas de Celis:

“Gaspar de Zelis tiene en La Iglesia de Salarzón (no confundir con la iglesia actual ya que en el siglo XVII la Iglesia estaba por debajo del pueblo) una capilla de Armas que está al lado del evangelio. Es una capilla grande que tiene dos arcos, que se entra por el uno y el otro tiene una reja de madera. Tiene un retablo grande con diferentes imágenes de santos y en medio, en el nicho principal, el Misterio de la Anunciación. Y muy alto, en dicha capilla, al lado del evangelio hay un escudo de Armas, de piedra, que por muy alto y oscuro solo se ve el escudo y debajo de él dice con letras muy grandes. Armas de Zelis.

El otro Vínculo y Mayorazgo que fundó Gaspar de Celis fue para su hijo Alejandro, al que tuvo con su cuarta esposa. A Alejandro le deja varias fincas, como la casa de "Lijante", con algunas condiciones: “que durante los días y vida de su madre, Dª Francisca de Lamadrid, los goce la susodicha y la alimente, vista y calce de todo lo necesario por cuenta de los frutos de ellos; y muerta su madre, es mi voluntad los goce dicho mi hijo y sucesor y después de él, su hijo mayor varón si le tuviere y a falta de varón la hembra. Que en cada un año para siempre jamás y después de él, su sucesor o sucesores, manden decir tres misas de aniversario en la capilla que el dicho Gaspar dejó en la Iglesia Parroquial de San Juan, en Salarzón, y pagar por cada una de ellas dos reales. Después de Alejandro, le sucederá en los bienes del vínculo su hijo mayor varón, si le tuviere y a falta de varón, la hembra, y a falta de sucesión, sucederá su hermana Antonia de Celis y después de ella su hijo mayor varón, si le hubiere, y a falta de varón, la hembra. Y a falta de descendencia, su otra hija Jacinta. Y a falta de sucesión de los tres referidos, ha de suceder en los bienes D. Lorenzo de Celis, también su hijo que tuvo con Dª Angela de Salceda". Le manda también a Alejandro “la mitad de un molino que tengo junto a la ermita de San Miguel que construí junto a Francisca de Lamadrid, que aún vive, y que había llevado el río y entrambos le volvimos a hacer".

Testamento

Viendo Gaspar de Celis que sus días ya se estaban agotando, con fecha 7 de Abril de 1.679, procede a realizar el cumplimiento de sus últimas voluntades y testamento, acto que hace en Pumareña, ante testigos, en seis hojas, quedando cerrado con cuerdas, sellado y firmado con nueve firmas ante el Notario Domingo de Cosío.

Gaspar de Celis falleció en Pumareña el día 5 de Marzo de 1.686. Una vez fallecido Gaspar, su hijo Lorenzo se presentó ante el notario para abrir el testamento y poder cumplir con su ánima. Y como había dejado escrito, fue enterrado en su capilla de Salarzón con el hábito de San Francisco. Su cumplimiento de ánima ascendió a 750 reales.

Del dicho testamento vamos a entresacar los apartados más principales:

- Mando que mi cuerpo sea sepultado en la Iglesia parroquial de San Juan de Salarzón y capilla que en dicha iglesia yo tengo al lado del evangelio y sepultura donde está enterrada Dª Francisca de Linares, mi primer mujer, con el hábito de mi Padre San Francisco.

- Mando que en la sepultura donde dejo mandado enterrarme, se haga un túmulo de madera y se cubra de luto y no se abra dicha sepultura hasta que se abra por uno de mis hijos porque cuando mi mujer, Dª Francisca de Lamadrid, se quiera enterrar en dicha mi capilla, queda otra pegada a la mía para que se entierre la susodicha.

-   Que se llamen ocho sacerdotes y que digan misas y vigilas por mi ánima y se les dé de comer y de beber y se les paguen sus estipendios y se ofrezcan ocho tortas, un carnero que valga 18 reales, una cántara de vino y la correspondiente cera.

-   Que durante los nueve días de mi fallecimiento, el cura diga misas por mi ánima y se ofrezca dos tortas con el vino y compango que parezca a los eclesiásticos.

- Que se diga por mi ánima, luego que yo fallezca, dos misas en la cámara Santo de Santo Toribio, otras dos en el convento de San Raimundo en la villa de Potes y altar privilegiado; dos en la ermita de San Julián, otras dos en la ermita de la Virgen de la Concepción , otras dos en la ermita de San Miguel, otras dos en la ermita de los Angeles, otras dos en el santuario de Toja y se pague por cada una de ellas de limosna dos reales y si los curas no quisieran decirlas en dichas ermitas, mando se digan en un convento.

- Declaro que de segundo matrimonio fui casado con Dª Angela de Salceda y en el matrimonio hubimos por hijos a D. Lorenzo, Juan, Antonio, Gaspar y Dª María de Celis y a D. Antonio de Celis de los cuales hoy solo viven D. Lorenzo y D. Gaspar y los demás murieron después de la muerte de su madre.

- Después de la muerte de Dª Angela de Salceda cerqué de pared en el lugar de Mieses una viña y tierra y en la villa de Potes, bajo de las tres ruedas de molino que allí tengo, hice y fabriqué otra casa de molino y cerqué la huerta que está por medio de las dos casas.

- Cuando mi hijo D. Lorenzo de Celis se casó con Dª Inés de Rábago, le di unos zarcillos de oro, esmaltados y unos aros y otras joyas y fui a la ciudad de Valladolid y traje para el susodicho un vestido de paño de las Navas y para la dicha Inés un vestido de seda con los forros y guarniciones necesarios. Le di también a dicho D. Lorenzo dos vacas y un buey.

-  Declaro que todas las alhajas que hay en la casa las adquirí estando viudo.

El cuerpo de bienes de Gaspar de Celis ascendió a 28.974 reales.

Nota: Una tataranieta de Gaspar de Celis (Vicenta Gómez de la Fuente) entroncó con el apellido De las Cuevas y de ese matrimonio descendemos todos los Cuevas que hay en el valle de Bedoya. Por tanto, Gaspar de Celis, es el abuelo del tataranieto y del siguiente tataranieto de quien esto escribe. (10 generaciones tienen la culpa).

José Angel Cantero - Enero 2.009

 

 

Casa de morada de Gaspar de Celis donde se aprecian en su fachada los escudos de Armas de Salceda y de Celis
Casa donde vivió Gaspar de Celis
Escudo de Armas de Celis
Al pie del escudo se puede leer: Armas de Celis
 

- Julia Emma López Roca

- Lucio Vicente López Lozano

- Francisco Aguilar Piñal

- Juan Gómez de Bedoya

- Ángel Salceda y Antonia del Corral

- Félix de las Cuevas González

- Vicente López y Planes

- Ramón de la Vega Alonso

- Esteban Cuevas González

- Fernando Gómez de Bedoya

- Francisco Gutiérrez de Valverde

- Sor Estéfana de las Cuevas Salceda

- Sor Felipa de las Cuevas Salceda

- Mariano Cuevas y Cuevas

- Juan Manuel de las Cuevas Movellán

- Lucas de Celis Gómez de Bedoya

- Felipe Cuevas Gómez

- Gerardo Cantero González

- Pedro Antonio Gómez Haza

- Moisés de las Cuevas Caviedes

- Rosa Mayo Barrallo

- Pilar Peña Gutiérrez

- Nemesio Cuevas y Cuevas

- Angel Soberón Vega

- José María Bedoya González

- Alfonso Gutiérrez Cuevas

- Mena Sánchez Cuevas

- Luis de las Cuevas y de las Cuevas

- Jorge de las Cuevas Gómez

- Nicolás de las Cuevas Cabiedes

- Primo Cuevas Alles

- El Marqués de Morante

- Condes de la Cortina

 

 

 

Añade un comentario acerca de Gaspar

Nombre o Nick  
E-Mail
Observaciones
Comentario

 

 
 

Los comentarios no serán visibles hasta que hayan sido validados por el administrador.

laura - 07-02-09

QUE INTERESANTE. ESTA HISTORIA ME HA GUSTADO MUCHO Y SOBRE TODO ESA CASA Y LOS ESCUDOS. YO SUEÑO SEGUIDO QUE ESTOY AHI....GRACIAS JOSE ANGEL
ince - 15-04-09
incego16@hotmail.com

Mi nombre es Ingrid Celis Gomez y me gustaria saber mas del apellido Celis

victor - 02-09-10
v-manuel- d@hotmail.com

yo me llamo victor de celis y me gustaria saber mas de mi apellido

 
 

Resolución recomendada: 1024 x768

Mi correo ©Página creada por José Angel Cantero Cuevas

En Internet desde: 26-01-2.004