Raza autóctona de Cantabria

Fotos de vacas tudancas - 2015 | Más fotos de vacas - Año 2010

No hace aún muchos años era muy corriente en primavera ver las cabañas de tudancas, procedentes de Lamasón, cruzar los pueblos y valles lebaniegos hasta tierras castellanas y leonesas para pastar en sus puertos. Al otoño hacían el recorrido a la inversa. El valle de Bedoya era paso obligado.
Imágenes de vacas tudancas pastando en el valle de Bedoya. (Año 1.988)

La vaca tudanca es una raza autóctona de Cantabria con unas características muy particulares que trataré de enumerar y detallar en ésta página.

“Ágil, fuerte, sobria y resistente”, así sintetizaba el gran escritor cántabro José María Cosío a la vaca tudanca. Personalmente, a éstos apelativos yo le añadiría éstos otros: "Inteligente, dócil, noble, mansa, elegante, avispada y lista donde las haya". Se adapta perfectamente a toda clase de orografías y climatologías y aunque, por lo general, no es un animal generoso en cuanto a la producción de leche, tampoco es corpulento en demasía, sin embargo sus carnes son muy apreciadas y tiene unas cualidades innatas para realizar las actividades propias de la labranza, como son las de tiro y arrastre.

Sí, lo más relevante de esta raza es su fuerza. Parece difícil de entender que un animal no muy grande, pueda tener los arrestos, el empuje y el brío de la vaca tudanca. Aún no están muy lejos los años en que las tareas agrícolas se efectuaban con el apoyo de estos animales. La “pareja” de tudancas tirando del carro, de carretas, arrastrando madera, piedras… o surcando la tierra, era una imagen muy común en los pueblos de Cantabria. Es una pena que estas tareas ya no necesiten de su contribución y mayor desolación es que esto conlleva la extinción de la raza, y con ello desaparece también uno de los mayores símbolos de la identidad cántabra, como es la vaca tudanca. En la actualidad, Cantabria cuenta con 13.000 animales de ésta especie.

Su fisonomía se completa con el color característico de su piel. El toro es completamente negro, con una insinuante franja blanquecina a lo largo de su lomo. La vaca es apardada con diversas tonalidades. Lo más significativo de ella son sus cuernos, o astas, de color blanco con las puntas negras, y de múltiples figuras y formas, por lo general largos y curvos.

Para su descripción se fijaban principalmente en dos características: el color del pelo y en la forma de las astas. No es extraño escuchar a los ganaderos decir, refiriéndose a la vaca tudanca:

“Tiene el pelo tasugo y las astas grandes”
“Es color avellana, abierta de cabeza”
“Tiene un color claro, con llaves (cuernos) largas y curvas”
“Es colorada con astas aceradas”
“Las astas las tiene bien puestas”
“Es tasuga, hosca, con las astas cerradas”
“Avellana, con astas repicadas”
“Colorada, hosca, algo resillona”
“Hosca, con la oreja derecha hendida”….

A la hora de elegirles el nombre, se mira en primer lugar los nombres de las vacas antepasadas; es muy corriente en cada explotación que los nombres se vayan repitiendo, pero a la hora de elegirlo se fijan también en las características físicas, como la forma de sus astas, el color de la piel, la procedencia de la madre…., de todos modos hay nombres de lo más variopinto, con todos los colores y para todos los gustos. Así nos encontramos que hay vacas con nombre de:

Colores: Brillante, Bermeja, Griseta, Mora, Morita, Pinta, Violeta, Morena, Perla, Parda, Roja, Rubia, Turquesa….
Plantas: Madreselva, Oliva, Carola, Palmera, Jardinera, Pimienta, Romera, Guinda, Guindilla…
Difíciles: Corva, Corvina, Gacha, Montesina, Peñaga, Mocha, Gandaya, Carraca, Hosca, Bojona, Garrocha, Matadora…
Amaneradas: Campesina, Señora, Peregrina, Sietemesina, Chavala, Gitana, Huérfana, Calva, Lista, Serena, Voluntaria, Melliza, Rizosa, Redonda, Ligera, Chata, Segura, Pulida, Paleta, Estrella….
Militares: Garita, Pólvora, Coronela, Artillera….
Realeza: Sultana, Marquesa, Princesa, Reina….
Autonómicas: Manchega, Macarena, Sevillana, Pejina, Portuguesa, Española, Leontina, Berciana, Montañesa, Pasiega, Carmoniega, Purriega, Navarra…
Animales: Golondrina, Mariposa, Cachorra, Cabra, Coneja, Liebre, Cordera, Tasuga, Venada, Rebeca, Corza, Ratina, Moruga, Polluca, Paloma….
Elegantes: Compuesta, Linda, Bella, Presumida, Muñeca, Gallarda, Flamenca, Jalona, Majita, Lozana, Chula, Serrana, Preciosa, Guapa, Airosa, Mimosa, Cariñosa, Bonita, Galana, Salerosa, Curiosa… (éstos sí que eran piropos).

Mi agradecimiento a todos los que contribuyeron para que éstas vacas tudancas puedan ser presentadas en ésta página, con mención especial a: Gabriel Conde, Miguel Angel Prieto, Miguel Junquera, Aitor Cantero y Mito. Este último de la Asociación de Ganado vacuno de raza tudanca en la finca de la Prada (Cillorigo de Liébana).