Arciprestazgo | Castro | Viñón | Bárago

 

LAS IGLESIAS DE LA DIOCESIS DE PALENCIA EN LIEBANA DURANTE LA GUERRA CIVIL.

Por José Manuel Gutiérrez Fernández

 

 

 

 

 

 

1.3.- PARROQUIA DE TRILLAYO

La iglesia de Trillayo, que fue anejo de San Pedro hasta el año 1895 que se le concedió parroquia propia, estaba donde el actual cementerio y aún se conserva allí la capilla del presbiterio. En el año 1905 se estaba construyendo la actual iglesia parroquial, en 1907 se estaba haciendo el coro y en 1914 se estaba rematando la espadaña. (28)

La iglesia, según el Inventario de M. A. García Guinea, tiene:

a.-"El retablo del presbiterio, con unas medidas de 3 X 3 m., es lo más destacado de la iglesia en cuanto a escultura. En la parte alta tiene aprovechado, un bajorrelieve de madera, con el tema del Sueño de San Pedro, en prisión, que parece moderno pero que está tallado con una tradicional manera muy popular. Se le puede fechar hacia el siglo XVIII-XIX." (29)

La parroquia, según los testimonios recogidos entre los vecinos, sufrió bastantes daños: se quemaron altares e imágenes, ropas, desaparecieron objetos de culto etc.

No he conseguido un inventario de aquellos años, ni hay ningún asiento en el libro de fábrica haciendo referencia a obras o compras después de la guerra, pero recuerdan los vecinos que el retablo le trajeron de Palencia y señalan que vino con el bajorrelieve del Sueño de San Pedro. Sabemos, por datos de la parroquia de Castro, que se trasladó un retablo de los traídos de Palencia de Castro a Trillayo que bien puede ser este retablo mayor.

b.- "Dos cálices de plata, uno con la inscripción: "REY ALFONSO XIII, ANNO DOMINI MCMXIX". Patena de plata consagrada por el Pro-capellán Mayor de S. M. el Exmo Sr. Don Jaime Cardona, obispo de Sión". (30)

Este cáliz es un regalo a la parroquia de don Moisés de las Cuevas Caviedes, sacerdote que en 1924 sacó las oposiciones a Capellán Castrense, se incorporó a su cargo y hacía 1945 volvió, ya jubilado, a su pueblo natal, Trillayo.

Me inclino a pensar que algún otro de estos objetos sagrados vino de Palencia, si tenemos en cuenta los muchos recogidos en los donativos de las parroquias palentinas.

c.- "Copón de plata con contraste y marca de orfebre" (31)

d.- "Cruz procesional de plata, de 78 cm. de altura y otra de bronce con cruz de tronco rameado, siglo XVI". (32)

e.- "Imagen de madera policromada falta de manos, en el baptisterio. Tuvo corona y parece imagen de vestir". (33)

f.- No está recogido en el Inventario de García Guinea pero "en la iglesia de Trillayo destaca una pintura de San Francisco en meditación, arrodillado ante el crucifijo, con unos libros y calavera sobre éstos delante de él. Probablemente dicho cuadro formara parte del citado lote de 20 lienzos donado por el Obispado de Palencia en 1939". (34)

1.4.- PARROQUIA DE SAN PEDRO DE BEDOYA

Hay en el archivo de la parroquia de Bedoya un libro de Inventarios y justamente empieza: "Inventario General de los vasos sagrados, ornamentos, alhajas y demás objetos pertenecientes a la iglesia parroquial de San Pedro de Bedoya después de haber sido despojada de gran parte por los comunistas; en él se incluyen los objetos salvados, más los que han sido últimamente donados a la parroquia". (35)

Este inventario nos aporta una serie de datos que nos ayudan a conocer la procedencia de los objetos existentes actualmente en esta parroquia.

En el Inventario de Miguel Ángel García Guinea se describen en la parroquia de Bedoya:

a.-"En el interior del templo tenemos una serie de retablos y de imágenes en ellos que pasamos a describir. Retablo en el presbiterio de unos 5 m., moderno, de escaso interés. Se puede fechar en el siglo XIX. Escultura de unos 70 cm. de una Virgen Inmaculada, policromada, con la luna a los pies. Imagen de un santo de unos 70 cm. y otra de Santo con una espada, de unos 70 cm. Las tres imágenes se las puede fechar hacia el siglo XVIII-XIX". (36)

De San Pedro de Bedoya tenemos el testimonio de un vecino: "estuve yo presente cuando lo de la iglesia. Cogieron un cigarro y se lo pusieron a San Pedro, primero lo regaron con gasolina y luego lo quemaron todo, los santos y todo; las campanas las llevaron". (37)

No quemaron los retablos, son del siglo XIX, pero no quedó ninguna imagen original. El inventario del año 1939 señala: "Una talla del Patrono, San Pedro apóstol, en la iglesia parroquial; otra de San Pablo, también en la parroquia y una Inmaculada".

b.-"En la nave del evangelio retablo de 2,50 X 3,50 m., de escaso interés. Hay una imagen de la Virgen de las llamadas de vestir, mide 75 cm., e igual que el retablo es del siglo XIX".

En 1939 recibe la parroquia "Una imagen de los Dolores para vestir y que está en reparación, traída de Carrión". (38)

c.-"En la nave de la epístola hay un crucifijo de unos 35 cm., sobre un retablo sin ningún interés, pertenece al siglo XIX".

d.- "Una cruz procesional de bronce de 2,50 m., muy interesante, del siglo XVII".

e.- "Un crucifijo que mide 1 m., más popular e interesante, del siglo XVIII, y otro crucifijo de 1,50 m., procesional, de talla, muy popular del siglo XVII". (39)

Estas piezas estaban ya inventariadas antes de la guerra civil por lo que debemos de entender que no sufrieron daños importantes. (40)

f.- "También en la iglesia de San Pedro de Bedoya se guardan dos lienzos barrocos, efigiendo a San Mateo y San Felipe, compañeros de otros dos, San Juan y San Tadeo, también propiedad de esta iglesia, que se hallan actualmente expuestos en el Museo Diocesano de Santilla del Mar. Los cuatro formaron parte de un apostolado también incluido en la anterior donación de la sede palentina". (41)

Esta donación la confirma el inventario del año 39 donde dice: "Doce cuadros, el Apostolado, dos retirados y todos deteriorados" (42) y D. Miguel, el arcipreste, recibe doce cuadros, el apostolado, del Obispado de Palencia.

En la actualidad dos, restaurados, están en la parroquia y otros dos se encuentran en el Museo Diocesano en Santillana del Mar. En el inventario de 1949 aún figuran los doce cuadros en la parroquia y en las sucesivas altas y bajas, que hay constancia de varias hasta finales de los años setenta, no se recoge que se diesen de baja.

g.- "Dos campanas, una adquirida en 1964, y la mayor, donada por Carrión de los Condes en el año 1760". (43)

Ya recogimos el testimonio de un vecino que dijo "las campanas las llevaron" y el inventario nos confirma "una campana grande colocada en la espadaña y otra pequeña, ambas traídas de Carrión". (44)

En el año 1943 se da de alta "una campana nueva, superior a 100 kg." y en 1949 se dice que hay "una campana grande colocada en la espadaña, traída de Carrión y otra campana nueva de 100 kg." (45)

h.- Hay otra serie de objetos que recibió la iglesia parroquial de Bedoya:

- "vía crucis, cuadros de segundo uso donado por el Obispado", y añade canónicamente erigido.

- "Copón nuevo dorado y liso, donado por los Obispos Alemanes".

- "Casullas moradas de terciopelo y negra y blanca de seda para la Ermita de Nuestra Señora de los Ángeles".

- "Capa blanca para la ermita de San Miguel". (46)

 

ERMITA DE SAN MIGUEL

No sufrió daños importantes; la actual campana fue un regalo del indiano Emeterio Cuadriello en el año 1965 y sustituyó a otra más pequeña que estaba colgada de una madera del pórtico. Las imágenes las guardaron en la casa más próxima a la ermita.

ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DE ESANOS

"La imagen de la Asunción, la patrona, sufrió algún deterioro no importante. Tengo idea que fue restaurada por doña Gumersinda Cantero. Desaparecieron dos imágenes, una del Ángel de la Guarda, que estaban colocadas a derecha e izquierda de los muros interiores. La campana se conservó. Recuerdo cómo la tocaban los mozos el día de la Liberación por la tarde, el 2 de septiembre de 1937". (47)

ERMITA DE SAN PEDRO DE TOJA

Parece que no sufrió ningún daño, seguramente por estar lejos del pueblo y ser muy malos los caminos para llegar hasta allí.

1.5.- PARROQUIA DE SALARZÓN

No consta que sufriese grandes daños esta iglesia parroquial; una de las campanas actuales tiene la fecha de 1820, la otra es del año 1943. Recuerda la gente que tiraron una campana, la más pequeña, y no se explican por qué motivo la quemaron, tenemos que entender que la fundieron allí mismo para facilitar el transporte del material. La quemaron delante la iglesia y durante muchos años se notaba el lugar concreto, porque tardó años en campear.

Si soportó registros y requisas el Palacio del Conde de la Cortina, donde vivían descendientes indirectos del Conde y en el panteón de los Marqueses donde en la cripta reposan sus cuerpos embalsamados y que parece sufrieron entonces daños irreparables.

 

1.7.- ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE

Esta ermita de Nuestra Señora de Guadalupe es particular. La mandó construir don Nicolás de las Cuevas que cumpliendo "una promesa en el año 1898, en un altozano donde se domina buena parte de Liébana, en su viña de Sierratama, mandó construir la capilla y ordenó en su testamento que una cuarta parte de la producción del resto de la viña se emplee en el mantenimiento de la ermita, y el resto, o sobrante, se destinará a misas a decir en la capilla por el descanso de su alma". (55)

En el inventario de Miguel Ángel García Guinea se detalla: "Ermita de una sola nave y capilla absidal semejante a la nave, rectangular. Se conserva un retablo dorado y un cuadro de la Virgen de Guadalupe". (56)

Por los testimonios recogidos quemaron retablo e imágenes. Alguno recuerda que el día de la Liberación el capellán que venía con la tropa celebró una misa de campaña en la explanada de Sierratama.

El testimonio de don Teodoro Gómez es muy esclarecedor: "en lo que se refiere a objetos religiosos venidos de las parroquias de la diócesis de Palencia puedo decir, vinieron de Carrión de los Condes y más concretamente de la iglesia de San Juan, ya cerrada al culto por su estado ruinoso. Llegaron pronto por gestiones de D. José Barrallo que fue durante muchos años párroco de San Pedro de donde pasó a Carrión como capellán de un colegio de religiosas. Yo recuerdo que acompañó al camión que transportó los objetos. Entre éstos me parece que vino el retablo de Guadalupe, también el apostolado de la parroquia de San Pedro y la talla del apóstol que más tarde fue colocada en lo alto del retablo. También vinieron campanas para la iglesia parroquial y el cuadro de Santa Teresa que supongo seguirá en la ermita de los Ángeles". (57)

En el año 1962 los indianos de Bedoya residentes en Méjico promovieron un arreglo de la capilla, enviaron, al cambio de entonces, 27.638,30 pts y se hicieron obras en el tejado, exterior e interior de la ermita y Nicolás Soberón hizo trabajos en el retablo aunque no nos consta en que consistieron. (58)

El inventario del año 1965 nos aporta un dato muy importante para el estudio de la imagen de esta ermita, dice: "un cuadro de Nuestra Señora de Guadalupe traído de Méjico por D. Mariano Dobarganes; la imagen que había, quedó detrás". (59)

En esta ermita se conserva todavía un atril de altar que tiene una inscripción que dice: "Pertenezco a la Cofradía de las Ánimas de San Zoilo de Carrión".

 

NOTA FINAL

No era en este momento mi intención estudiar los daños que sufrieron las iglesias de la Diócesis de Palencia en Liébana durante la guerra civil, que fueron bastantes, sino dejar constancia del gran legado religioso, artístico y cultural que recibieron después, gracias a la solidaridad de la Diócesis y parroquias de Palencia.

Una feligresa de Viñón todavía recuerda el entusiasmo con que se recibieron en el pueblo los retablos e imágenes venidos de Palencia; se reunió todo el pueblo y cantaban cánticos religiosos mientras los descargaban de un camión.

A mi entender el mayor y mejor legado recibido fueron las pinturas. Ya hemos señalado más arriba que esta representación artística es casi testimonial en las parroquias lebaniegas de la Diócesis de León. Estos cuadros recibidos ni se les ha valorado, ni se les ha cuidado.

Los seis cuadros de Castro necesitan una restauración, que quizás en estos momentos la parroquia no puede afrontar por sus propios medios.

De los cuadros del Apostolado que vinieron a Bedoya se dice en el inventario: "Doce cuadros, el Apostolado, dos retirados y todos deteriorados" (60). De estos, dos están en el Museo Diocesano, otros dos están en la parroquia, restaurados en el año 1996. ¿Y el resto?. ¿Qué suerte han corrido?.

Nadie en la parroquia recuerda nada de ellos, por eso me inclino a pensar que en algún momento, al hacer una limpieza general, al no darles ningún valor, terminaron de cualquier manera. Una pena, porque ha sido una pérdida irreparable.

Tama 16 de abril de 2012

Trabajo realizado por José Manuel Gutiérrez

(28) Varios documentos en la carpeta Trillayo del archivo del arciprestazgo. La escalera tiene la fecha escrita por el carpintero en el interior de un peldaño y se puede leer por debajo.
(29) Inventario del Patrimonio. M. García Guinea pg. 202
(30) Inventario del Patrimonio. M. García Guinea pg. 205
(31) Inventario del Patrimonio. M. García Guinea pg. 205
(32) Inventario del Patrimonio. M. García Guinea pg. 205
(33) Inventario del Patrimonio. M. García Guinea pg. 205
(34) Karen Mazarrasa, Liébana, Arquitectura y Arte religioso siglos XV-XIX, pg.346. No recoge este lienzo M. A. García Guinea en el Inventario, si bien, cuando hizo el trabajo de campo ya estaba el lienzo colgado donde está actualmente.
(35) Libro Inventario 1939 - 1971 de la parroquia de S. Pedro de Bedoya pg. 1. Este primer Inventario tiene fecha de 12 de septiembre de 1939 y fue confeccionado por el entonces vicario parroquial D. Benigno Verdeja.
(36) Inventario del Patrimonio. M. García Guinea pg. 194
(37) República, Guerra Civil y Posguerra en los Valles de Liébana y Peñarrubia 1931 - 1957 de Fernando Obregón, Santander 2007 pg. 196
(38) Inventario de la parroquia año 1939 pg. 1
(39) Inventario de la parroquia año 1939 pg. 1
(40) No me explicaba por qué se quemaron todas las imágenes y sin embargo quedaron estos Cristos. Un sacerdote me dice que respetaban a Cristo crucificado porque le tenían como un defensor de los pobres.
(41)Karen Mazarrasa, Liébana, Arquitectura y arte religioso siglos XV-XIX, pg. 346
(42) Inventario de la parroquia año 1939 pg. 1
(43) Pedro Álvarez, Cillorigo entrada natural al valle de Liébana, pg. 143
(44) Inventario de la parroquia año 1939 pg. 1
(45) Inventario de la parroquia años 1943, en altas y año 1949 inventario hecho por Baltasar Platero pgs. 9 y 10
(46) Inventario de la parroquia año 1939 pgs. Pgs 3, 7, 8 y 9.
(47) Testimonio escrito del sacerdote D. Teodoro Gómez, natural de Pumareña, en febrero de 2012
(55) Ver la página "Bedoya, valle de Honor" de José Ángel Cantero en Internet
(56) Inventario del Patrimonio. M. García Guinea pg. 195
(57) D. Teodoro Gómez sacerdote en notas manuscritas en el año 2012.
(58) Hojas sueltas que guarda Emilia Gutiérrez Soberón, heredadas de su tía Esperanza Soberón quien durante muchos años se encargó de todo lo referente a esta ermita
(59) Libro Inventario 1939 - 1971 de la parroquia de S. Pedro de Bedoya pg. 16. Este primer Inventario tiene fecha de 12 de septiembre de 1939 y fue confeccionado por el entonces vicario parroquial D. Benigno Verdeja y a él se fueron añadiendo sucesivas altas y bajas en los bienes de la parroquia.
(60) Inventario de la parroquia de S. Pedro de Bedoya, año 1939

Ariba

Resolución recomendada:1024 x 768
Mi correo ©Página creada por José Angel Cantero Cuevas
En Internet desde: 26-01-2.004