Caza | Bolos | Rutas | Canopy I | Canopy II | Cueva Mora | Santillana | Julio Alles

Menu

Portada
Situación
Ayuntamiento
Historia
Ordenanzas
Pueblos 
Fotos
Videos
Ilustres 
Genealogía 
Economía
Religión
Toponimia
Vocabulario
Deportes
Fiestas
Relatos
Entrevistas
Sociedad   
Pasatiempos
Enlaces
Firmar libro
Leer libro

Liébana no es una comarca que disponga de muchas actividades, ni de entornos, para el esparcimiento de sus pobladores. Desde siempre y ahora, debido a los medios de locomoción mucho más acentuados, tuvo su punto de confluencia en la villa de Potes. Allí se aglutinan prácticamente todos los espectáculos y festejos de esta región. Pero, así todo, todavía quedan algunos restos para los desperdigados y numerosos pueblos que la constituyen. Y entre estos restos vamos a señalar a tres: los bolos, la caza y otro deporte muy sano como es el darle al zapato.

 

Los bolos

La caza
Caminante solitario sobre  la nieve

El juego de los bolos fue siempre el deporte más representativo de los que se practicaban en Liébana. Está tan arraigado que raro es el pueblo que no disponga, o haya dispuesto, de su bolera, o boleras.

 

El hombre, en la mayoría de los casos para poder subsistir, tuvo que recurrir a la caza para satisfacer esas necesidades tan perentorias. Desde siempre, la caza ha sido una actividad unida a la vida de los pueblos; y lo que en su día fue una necesidad, se convirtió en un deporte y una expansión para evadirse de los agobios y quehaceres cotidianos.
El valle de Bedoya, como toda Liébana, ofrece al visitante innumerables lugares para poder visitar, deleitándose con las singulares panorámicas que la naturaleza le ofrece.
     
     
     
     

 

Resolución recomendada:1024 x 768
Mi correo ©Página creada por José Angel Cantero Cuevas
En Internet desde: 26-01-2.004