Menu

Portada
Situación
Ayuntamiento
Historia
Ordenanzas
Pueblos
Fotos
Ilustres
Genealogía 
Economía
Religión
Toponimia
Vocabulario
Deportes
Fiestas
Relatos
Enlaces
Entrevistas
Firmar libro
Leer libro

 

María Jesús Soberón Ibáñez

"El que no trabajaba no comía, pero eramos todos como una familia....."

 

María Jesús Soberón IbáñezHacía ya una temporada que no veía a María Jesús, hasta que la vi en el mercado de Potes y me acerqué a saludarla.

"Tu eres de Pumareña, me dijo, eres de Sebio y la última vez que nos vimos me diste dos besos". "Tu eres el que pone las fotografías, verdad?, es que mira....., me llamó una prima de Madrid y me dijo que me había visto, la hizo mucha ilusión".

Estas palabras que te las diga una persona relativamente joven no tiene que sorprender a nadie, pero que te las diga una persona que tiene ya.....

¿En qué año nació?

Nací el día 13 de Enero de 1.918.

Esta pregunta ya se la hice al día siguiente en su casa de Trillayo en una lluviosa mañana; estábamos los dos al lado de la lumbre mientras María Jesús atendía el puchero.

Me imagino que nació en Trillayo.....

No....., que va. Mira mis padres residían en Salarzón, vivían del campo. Pero se fueron a vivir provisionalmente a Tama y allí nací yo, en Tama. No conocí a mi madre, murió al nacer yo. Se llamaba Irene Ibáñez. Fuimos cuatro hermanos y claro, yo era la más pequeña. Mi padre, al quedarse viudo, se casó de segundas con Angela Salceda y se volvió a vivir a Salarzón. Allí estábamos los cuatro hermanos con mi padre y con nuestra madrastra; luego llegó una nueva hermana: Casilda Soberón.

Entonces el problema quedó solucionado ......

Mira, las desgracias nunca vienen solas, cuando yo tenía 5 años falleció mi padre. Se llamaba Mariano Soberón y quedamos los cinco hermanos con la tía Angela, nuestra madastra. ¿Qué iba a hacer élla sola con los cinco? No lo quiero ni pensar. Me acuerdo que a mi hermano Rosendo, que era el mayor y luego murió en la guerra Civil, le echaba con las cabras; tendría entonces Rosendo 9 ó 10 años y cogió la sarna, una enfermedad muy común en las cabras. Estuvo muy mal y entonces mis abuelos maternos nos bajaron a vivir con ellos a Trillayo, donde ellos residían. Aquí en Trillayo teníamos muchos tíos y tías que se portaron muy bien con nosotros, aunque teníamos que trabajar todos a tope. Mis abuelos fueron mis primeros padres porque a los reales no los conocí. Se llamaban José e Irene.

¿Iba a la escuela?

Sí, iba a la escuela aquí en Trillayo; entonces la escuela estaba aquí a la puerta de mi casa. Te digo que sí iba, pero coincidí con una maestra que no valía mucho. Se llamaba Dª Perfecta que era de Rumenes, pero tenía a su marido que era carpintero y a bastantes de familia. Nos enseñó muy poco, a veces nos dejaba solos en la escuela y se iba a atender su casa. A los 14 años salí de la escuela.

¿A qué se dedicó luego?

Mira, yo tenía una tía que se llamaba Encarnación y no tenía hijos y quería que fuera a un colegio a estudiar. Íbamos a ir dos muchachas, ya teníamos el uniforme pero la otra al final no quiso ir. Y como no fue ella, tampoco lo hice yo. Aquí me quedé "borrica" cuidando de mis hermanos y del abuelo.

A qué jugabais de pequeñas?

Al "joche", se tiraba con una nuez, con una piedra o con una canica a meterla por un agujero. También se jugaba al "aeroplano", que consistía en pintar en el suelo unos cuadros y a la pata coja había que llevar una piedra de cuadro en cuadro. Ah, también a la "comba" pero en la mayor parte de las veces no podíamos jugar porque no teníamos cordel. Me acuerdo también que al recreo yo venía a casa (estaba al lado) a echar un vistazo a la comida.

¿Se pasaba hambre?

Hambre no, porque amasábamos en casa. Comida no faltaba, se cogían patatas, se mataba el chón, pero había que trabajar muchísimo, eh?.

Qué diversiones había para la juventud?

De moza iba los Domingos con Fidela Vega al baile a San Miguel, pero solo de vez en cuando. Tocaban el tambor y la pandereta. Me acuerdo también que Josefa Movellán, algunas veces, armaba aquí en Trillayo también algo de baile, pero pocas veces. De fiestas teníamos poco.

¿Se acuerda algo de la guerra civil?

Si, cómo no me voy a acordar, allá quedó mi hermano mayor, Rosendo y un primo carnal que se llamaba Carlos. Me acuerdo que venían los milicianos a casa a preguntar cuántos podían ir al frente y tuvieron que marchar todos los hombres que había en casa, quedándome yo de ama. Y te voy a decir una cosa: no llegué a aprender a ordeñar, me lo tenía que hacer un vecino.

¿Algo más?

Mira, una tía mía me quería casar con un asturiano de Colombres, pero yo ni le conocía. Además ya salía algo con Moisés que luego fue mi marido. Como te iba diciendo mi tía me llevó a Valladolid y yo allí me aburría mucho, no conocía a nadie. Un día me presentaron a una enfermera que trabajaba en el hospital de Valladolid y me dijo que si quería echarla una mano. Ni corta ni perezosa acepté la invitación y me fue muy bien, estuve muy a gusto. Aún no había terminado la guerra y en el hospital había muchos enfermos y heridos. Yo los aseaba y ellos estaban encantados conmigo. Pero yo ya tenía mi novio en Trillayo y quería regresar aquí, así que me despedí de ellos y me acuerdo que lloraban. Algunos me llegaron a escribir después.

Cambiando de tema ¿a quién considera que merece una mención por su espíritu caritativo?

Normalmente se ayudaban bastante unos con otros. Cuando la guerra, antes que lo llevaran los milicianos, se repartían las cosas entre los vecinos. Pero por mencionar a alguien te diré que la familia de mi esposo Moisés Gómez. Otro que tengo que nombrar es a Primo Cuevas, el de Cobeña, que hizo muchos favores a gente de Bedoya. También Josefa Gutiérrez se ocupaba mucho de los enfermos, los visitaba y socorría en su enfermedad.

¿Y por gente espabilada?

Creo que no sobresalió nadie, quizá Juan Manuel Cuevas y su tío Felipe que también valía mucho y que también lo mataron cuando la guerra.

¿Y gente trabajadora?

Trabajadores éramos todos, el que no trabajaba no comía, pero éramos todos como una familia muy unida, lo que no hay ahora. Mira, yo me cansé de trabajar. Ahora la gente se queja y dice: "Ay....., que se me estropeó la lavadora". "¿De qué te quejas?" les digo. "Ahora tienes lavadora, tienes lavavajillas, tienes la familia criada. Yo tenía cuatro hijos y todo lo tenía que hacer a mano, a veces iba a lavar al río porque no se podía quitar el agua cuando se estaba haciendo el aguardiente. Ahora solo es apretar un botón.....".

¿Qué opina de la despoblación de los pueblos?

Aquí no hay vida, el que pueda ir a sitios mejores....., aquí no se hace nada, no se vive, solo trabajando a lo borrico y con poco rendimiento.

¿Tiene móvil?

No, no le quiero; los hijos me dicen que lo tengo que tener pero no quiero negocios de esos. Mira, yo creo que la juventud, yo lo veo por mis nietos, están demasiado pendientes del móvil.

¿Sabe lo que es Internet?

No lo entiendo. Me lo explican pero a los dos minutos ya no me acuerdo, ni lo quiero aprender. Los hijos lo tienen y yo respeto a todos los que lo tengan, pero yo ya no quiero meterme en esa vida.

Así, sin darnos cuenta, llegamos al final de ésta agradable entrevista y dejo a María Jesús atendiendo el puchero, no sin antes darla las gracias por sus sensatas respuestas.

José Angel Cantero
Noviembre - 2.008

  Añade un comentario a la entrevista

Nombre o Nick  
E-Mail
Observaciones
Comentario

 

 
 

Los comentarios no serán visibles hasta que hayan sido validados por el administrador.

Ver comentarios

Jose Luis Garcia - 20-12-08

Felices Fiestas a Maria Jesus y a todos los que entrais en esta página. Por cierto Jose Angel el trabajo de este año merece un diez.
LAURA - 22-12-08

QUE BUENA PERSONA MARIA JESUS, TAN CARIÑOSA Y TAN APRECIADA POR MI FAMILIA. DESDE MEXICO LA DESEO FELIZ NAVIDAD Y A TODA SU FAMILIA. COMO DICEN AQUI LO DE JOSE ANGEL NO ES DE 10, ES DE 11.
diego - 26-12-08

ES MI BISA. ELLA NOS DEJA JUGAR AL FUTBOL DENTRO DE SU CASA Y SIEMPRE TIENE CHOCOLATE
Irene Soberón - 29-12-08

Tía María Jesús es hermana de mi padre José María, y es la más cariñosa y agradable de toda la familia. Por cierto, nació el mismo día que mi hija Alicia. Besos desde Valladolid. Gracias a José Ángel conozco un poco la tierra de mi padre y me encanta.
belen cuadriello - 04-04-09

muy buena la entrevista!
Sarito - 30-07-10

Tia Chuchita, me ha gustado mucho verte, estas ¡guapisima¡ Un beso muy fuerte. Soy Sarito.

Juan Jose - 10-01-13

Ahí la teneis, sigue igual de guapa, tambien un poco mandona, pero el Domingo 13/01/13 cumple 95 años.

Juan Jose - 06-06-16

El dia 03/06/2016 la acompañamos en su ultimo viaje todos los hijos, nietos, bisnietos y demas familia, y espero que desde donde estes nos sigas ayudando y sirviendo de faro.
 
 
Resolución recomendada: 1024 x 768
Mi correo ©Página creada por José Angel Cantero Cuevas
En Internet desde: 26-01-2004