Menu

Portada
Situación
Ayuntamiento
Historia
Ordenanzas
Pueblos
Fotos
Ilustres
Genealogía 
Economía
Religión
Toponimia
Vocabulario
Deportes
Fiestas
Relatos
Enlaces
Entrevistas
Firmar libro
Leer libro

 

Paulino Cuadriello Gómez

"Con cinco años me mandaban a cuidar una vaca"

Paulino Cuadriello Gómez es uno de los integrantes de la generación del 27, que en el valle de Bedoya aún se la recuerda, ya que en ese mismo año de 1.927 nacieron en el valle 18 niños, de ambos sexos. Todo un acontecimiento en una población tan pequeña y que estoy seguro que nunca se dio tal circunstancia ni, según discurren los tiempos, tampoco se dará.

Cuando emprendimos ésta entrevista estábamos en verano, sentados a la puerta de su casa, a la sombra de una higuera y acompañados de dos frescas cervezas. Para empezar, Paulino ya me advirtió: "La cabeza mía discurre poco, a ver lo que sale."

Dónde naciste, Paulino?

En Cobeña en el año 1.927, la mia fue una vida de crío difícil y complicada.

Una curiosidad por mi parte, ¿existía aún el Palacio en Cobeña?

Yo no me acuerdo de verle en pie, pero sí que vi sus ruinas al hondón del pueblo.

Ibas a la escuela?

Poco, las veces que lo hacía, íbamos a Trillayo. Me acuerdo que la señora maestra se llamaba Doña Perfecta y era de Rumenes. Por esa época era presidente del Concejo de Bedoya D. Felipe Cuevas y para alentar a los niños para que fuesen a la escuela, les daba de premio un duro de plata a aquellos que menos faltasen a ella. Como yo iba pocas veces no era merecedor del premio, pero D. Felipe, viendo la necesidad que había en mi casa, me lo dio en dos veces (2,50 cada vez). Cuando se lo llevé a mi padre, exclamó: "Ya tenemos para una arroba de azufre para las viñas".

A qué jugabais de niños?

No se me olvida, aún tengo la señal en la barbilla, de un juego que hacíamos con carburo, agua, y fuego....., total que se me ocurrió soplar para avivar el fuego y explotó. No sabíamos lo que hacíamos. Jugábamos también con un arco de madera y una cuerda, una especie de dardo que sacábamos de las ballestas de los paraguas y luego siempre hacíamos diabluras, como disparar sobre puertas, ventanas, etc. Llevábamos buenos palos por ello y buenos castigos del señor maestro que estaba en Esanos; se llamaba Don Pedro Villar "el Negus"; era un "republicanu cerrau".

Cuéntanos algo más de tu infancia.

Con cinco años me mandaron a "servir" a Trillayo. Estaba en casa de D. Severo Ibáñez y me mandaban cuidar una vaca. Me acuerdo que en cierta ocasión estaba con ella en Casaju, yo estaba debajo de un nogal y me hinché a llorar porque pensaba que me iba a morir allí ese mismo día. Eran cosas de crios. Me acuerdo también que D. Severo tenía una novia en Ojedo y me mandó ir con él para llevarla una caja con cerezas. La caja la llevaba él porque yo no podía con ella. Doscientos metros antes de llegar donde vivía su novia, Severo me enseñó la casa y me cargó las cerezas a mi para que se las entregase yo. Él no quería o no se atrevía a llevarlas.

¿Algo más?

Con nueve años me mandaron a una casa a Celucos (Rionansa); allí estuve de pastor, cuidando ovejas y de escuela nada. Estuve un año poco más o menos, luego mis padres, cuando estalló la guerra, se fueron a vivir a Esanos. También vivieron en San Pedro y finalmente en San Miguel, así que recorrimos casi todos los pueblos del valle. A mí me mandaron luego también de criado a Pembes, allí estuve seis años; luego pasé a Cosgaya, hasta que marché a la mili.

Dónde serviste?

Estuve en Bilbao, en el cuartel de Garellano, en el batallón nº 45. Era el cuartel más tirano de España, muy malo.

Te acuerdas algo de la guerra?

Si, hombre, cómo no me voy a acordar; yo ya tenía unos 10 años y se pasó bastante mal, con muchas necesidades, aunque en Liébana había hortalizas, cereales, bastante fruta, maiz..... Cuando entraron los nacionales yo estaba en la Peña el Calar en Cobeña. Me acuerdo que echaban vivas a España.

Que distracciones había entre la juventud?

Se jugaba a los bolos, era la única distracción que había los domingos, aunque algunas veces también había baile en San Miguel. Angel Pérez o su hermano Martín se encargaban de tocar el tambor. No había otra cosa.

Fuiste cazador?

Bueno, sí lo fui, pero furtivo. De aquella, la caza no estaba regulada como en los tiempos actuales. Me acuerdo que cuando estaba en Pembes no dejé un esquilu vivo. Tienen una carne muy fina y con patatas o con arroz están riquísimos.

Trabajaste en el campo?

Sí, claro, aunque también estuve mucho tiempo en la construcción. A los 30 años fui guarda de campo aquí en Bedoya. Trabajé en las subastas del corcho en Bicobres. Entré a trabajar también en Bedón poniendo el tendido eléctrico por muchos pueblos de Liébana, desde Fuente Dé hasta Lebeña.

A quien consideras del valle de Bedoya merecedor de un recuerdo por su inteligencia?

Por inteligente siempre se oyó hablar de tu abuelo, el tíu Nemesio Cuevas. También de Gerardo Cantero, que hacía escrituras, repartos familiares, mediciones de fincas, etc.

Destacarías a alguien por su humanidad?

Yo me llevé muy bien con Gerardo Cantero, conmigo no se portó mal. Hubo también una persona en San Pedro que se llamaba Don Fernando Gómez que arreglaba huesos; era un curandero muy apreciado. Otro que dio de comer a mucha gente en su finca de Tama fue Don Luis Cuevas. Yo te puedo contar una anécdota que me ocurrió. En cierta ocasión recibí un dinero y no supe a quien tenía que agradecérselo. A mí me lo entregó Samuel Cuevas y me imagino que él sabría la procedencia del dinero, pero no quiso decirme el nombre del anónimo donante.

Díme nombres de alguna persona que hayan destacado por su fortaleza

Siempre se oyó decir que el tíu Fidel Narezo fue un hombre muy fuerte, lo mismo que su hermano Tomás. Dicen que el tíu Fidel serraba la madera con una piedra amarrada al otro lado de la sierra. Cuando la tenía que levantar tenía que izar sierra y piedra para que luego con el peso de la piedra la sierra se deslizara. También iba a arar las tierras con su hermana Angela. Ella hincando la reja del arado y el tiu Fidel tirando sólo de él.

Cómo es el futuro?

Lo veo dudoso, no va a ser fácil, porque vamos con unos adelantos muy grandes que yo los veo, pero no los entiendo. Antiguamente no había teléfono, ahora le tenemos, lo pagamos, pero la mayoría de los días, o mejor dicho, cuando más se necesita, estamos sin él. Ahora tenemos que hacernos con un móvil porque hoy día ya no se puede estar sin él, pero yo los móviles no los entiendo. Tenemos la televisión y es lo único que me gusta. Dicen que ahora está también Internet, pero yo no sé lo que es.

Cómo funciona el Ayuntamiento de Cillorigo?

Todos nos quejamos de que hay pocos servicios, pero somos muchos pueblos y todos queremos que nos solucionen los problemas. Lo que pasa es que no alcanza para todos. Lo peor que veo es que el Ayuntamiento tiene mucha gente empleada y no se ve el rendimiento.

Qué opinas de la democracia?

La democracia no existe, hoy día hay mucho bandidaje, no se respeta a la gente.

Y de la despoblación de los pueblos?

La juventud se marcha y en los pueblos quedamos gente ya muy mayor. Las tierras y los prados ya no los quiere nadie. Quedan tres o cuatro que solo aprovechan lo bueno, lo malo no lo quiere nadie. No se dónde vamos a parar.

Ahora que hablamos de despoblación y como última pregunta, cómo interpretas que en el año 1.927 nacieran tantos niños en Bedoya?

No puedo dar una explicación, pero ese año nacimos muchos (18) en Bedoya. Ya quedamos pocos que vivamos aquí, solamente Lucinio, Salvador, Juan Manuel y yo.

Pues que sea por muchos años.

José Angel Cantero
Julio - 2.008

Añade un comentario a la entrevista

Nombre o Nick  
E-Mail
Observaciones
Comentario

 

 
 

Los comentarios no serán visibles hasta que hayan sido validados por el administrador.

Ver comentarios 

laura - 04-12-08

Ya veo que la infancia de Paulino fue muy dura, pero me gusta la entrevista. Matilde Soberon no es de la edad de Paulino?? saludos.

Bedoya - 04-12-08

Pues sí que fue dura, pero no solo la de Paulino. En Bedoya a mucha gente la tocó vivir situaciones muy parecidas a la suya, lo que pasa es que ya no están entre nosotros para poder contárnoslo y sus desdendientes, entre los que me incluyo, nos olvidamos de ello.
En referencia a la pregunta que hace Laura, la diré que Paulino se refiere a las personas que nacieron en el año 1927 y que actualmente viven en el valle de Bedoya. Claro, que Matilde también está entre los nacidos en ese año. También hay que mencionar a Carmela Cuevas, de Trillayo y a Gerarda Otero que nació en Esanos. Las tres viven, pero no residen en el valle. De la que tengo dudas que naciera ese año es María Luisa Iglesias, de Pumareña.

Jose Luis - 07-12-08

Pienso que Paulino es comedido al contar las dificultades que pasaron de jóvenes, incluso cuando eran niños. Espero que todos sepamos aprender de ellos para no malgastar su esfuerzo. Por supuesto que teniamos que perder el miedo de aquellos tiempos sin libertad, pero quizás nos estemos pasando.
Lurdes Cuadriello - 11-12-08

no lo habia visto, pero la verdad que me he llevado una gran sorpresa y me he emocionado dicho sea de paso. mi abuelo es una persona muy especial, pero es una gran persona. gracias Jose Angel
Anais Castro - 22-11-11

Al fin conozco a alguien mas cercano a mi abuelo Emeterio al cual nunca conoci ; (.... muy sincera entrevista me agrado mucho..... desde venezuela Anais castro saludos!!-
 
 
Resolución recomendada:1024 x 768
Mi correo ©Página creada por José Angel Cantero Cuevas
En Internet desde: 26-01-2004